jueves, 7 de junio de 2012

Blood-Kissed Sky es el título del segundo libro en la trilogía escrita por J.A. London

Así es chicos, tenemos título y cover para el segundo libro de la trilogía Darkness Before Dawn escrita por J.A.London, equipo de escritores conformado por Rachel Hawthorne (escritora de Luz de Luna) y su hijo. ¿Sus nombres reales? Jan y Alex Nowasky. Hoy les traigo noticias sobre su segunda parte ¿Y como lo supe? simple, el primer libro de la trilogía es el que me ocupa en estos momentos, y al final se obsequia el primer capítulo de la secuela. *W* hasta el momento me está gustando muchísimo (déjenme decirles que si bien se comparó el diseño de portada de Darkness Before Dawn con los de la serie Fallen de Lauren Kate, ¡Gracias al cielo, allí terminan sus similitudes!). Próximamente la reseña + entrevista.
Editado: la secuela sale el 25 de dic de 2012.


Bien, acá les dejo la primera parte con su respectiva sinopsis:

Darkness Before Dawn -J. A. London 
Esta nueva trilogía electrizante mezcla lo mejor de las narraciones de lo paranormal y la distópia en un mundo donde la guerra ha terminado. Y los vampiros ganaron.

Los seres humanos se apiñan en sus ciudades amuralladas, suministrando sangre a cambio de seguridad. Pero ni siquiera eso está garantizado. Dawn ha perdido toda su familia y ahora sirve de mala gana como delegada de Lord Valentine, el vampiro más poderoso en kilómetros. No es hasta que conoce a Victor, el hijo de Valentine, que se da cuenta que no todos los vampiros son montruos… Darknees Before Dawn es una historia nueva y fresca, con personajes cautivadores, giros inesperados de trama, un entorno fascinante y una voz convincente. Escrito bajo el nombre de J.A. London por un talentoso equipo de madre e hijo, es la trilogía perfecta para los fans de True Blood, la casa de la noche y los Vampiros de Morganville.
¿Que les parece?

2 comentarios:

karlita dijo...

Estas portadas me gustan peeeeroooo son casi iguales a las de oscuros

Sthep Stronger y LizzieG dijo...

Lo primero que se me vino a la cabeza: ¡OSCUROS!